• Perotti se reunió con vecinos de Villa Gobernador Gálvez: “La gente quiere vivir en paz; quiere vivir mejor”

    En una recorrida por la ciudad de Villa Gobernador Gálvez el precandidato a gobernador Omar Perotti visitó, junto a la concejal Susana Mangiaterra, el barrio La Paloma y las instalaciones del Club Social El Porvenir. En ese marco, se reunió con vecinos de la zona, quienes manifestaron su preocupación por la inseguridad, el avance del narcomenudeo y la falta de trabajo en la localidad.

    “El trabajo cercano a la gente va a ser decisivo en los próximos cuatro años, porque tenemos que resolver los problemas que tienen que ver con la calidad de vida de los vecinos. Hay que resolver la falta de desagües, de cloacas y de agua potable.  Los santafesinos tienen derecho a ganar calidad de vida. Se puede estar mejor, más seguros y con mas empleo”, afirmó Perotti.

    En esa línea, argumentó: “Habrá que organizar a los vecinos en cooperativas o en pequeñas empresas pero necesitamos a cada uno de ellos para cambiar Santa Fe. Va a ser a partir de allí donde empecemos a resolver los problemas de cada rincón de la provincia. Con Susana lo venimos hablando y trabajando desde hace mucho tiempo. Ella es una mujer conocedora del territorio, que dedica mucho tiempo a las tareas sociales y esta siempre cerca de la gente. Para tamaño desafío se necesita mucha fuerza, y Susana la tiene”.

    A su turno, Mangiaterra valoró la presencia de referentes barriales. “Tenemos un pacto de cercanía con el vecino que reclama vivir mejor, sobre todo, para mejorar la seguridad. Villa Gobernador Gálvez es una ciudad muy grande y con muchas falencias. Por eso le quiero agradecer a Omar, porque cuando sea gobernador va a saber cuáles son nuestras necesidades porque hace tiempo que nos acompaña”, dijo.

    Para cerrar, Perotti agradeció la presencia de innumerable cantidad de vecinos presentes y remarcó que “la gente quiere vivir en paz; quiere vivir mejor. Y ese es el desafío: recuperar la seguridad en la provincia de Santa Fe. Aquí hay que conducir a la policía con una clara línea divisoria: el respaldo total a los que tienen vocación de servicio, a los que nos defienden, y afuera y presos los delincuentes”. Y concluyó: “No es una tarea sencilla, pero es nuestro mayor desafío. 

No hay comentarios.